El liderazgo transversal viene determinado por una mentalidad, por unos comportamientos, y por unas habilidades determinadas, que asegurarán el efecto “ola inspiradora” dentro de la organización.

 

Características de los líderes transversales

 

  • Los Líderes Transversales piensan como si fueran el CEO de la compañía, en lugar de ser los defensores de su función. Lo que significa levantar la mirada para alinear intereses y sensibilidades dentro de la organización, y no caer en la tentación de satisfacer a toda costa la demanda de sus colaboradores de que les “defiendan” ante el resto de la empresa.

 

  • Los Líderes Transversales saben y “sienten” que el colectivo de pares (colaterales) es su equipo prioritario, en lugar de pensar que su único equipo principal es el de sus colaboradores. Ya que es con ellos y ellas con quienes debe entenderse y acordar las líneas de actuación esenciales de la compañía; para no sólo conseguir más resultados, sino para conseguirlos más rápidamente.

 

  • Los Líderes Transversales hablan bien de los otros equipos de la organización, aunque se lo “pongan difícil”, en lugar de criticarlos por sus decisiones o falta de acción. Entienden que los distintos equipos de la empresa pueden tener intereses opuestos dada la naturaleza de sus distintas responsabilidades. Comprender la dinámica de roles y buscar puentes, en lugar de polarizar, es un signo de madurez en el liderazgo que impulsa la transversalidad.

 

  • Los Líderes Transversales suavizan las fronteras con los otros equipos, creando puentes para la colaboración conjunta, en lugar de poner estructuras o procesos que aumenten las barreras. Buscar los momentos y espacios de trabajo entre equipos es responsabilidad de cualquier líder para crear sinergias, a la vez que mejorar procesos organizativos.

 

  • Los Líderes Transversales usan su visión sistémica para “querer entender” todas las necesidades en juego, y así buscar el “bien mayor”, en lugar de actuar bajo un enfoque partidista impulsado por el “gano yo – pierdes tú”. Aunque ello conlleve tener que “soltar” alguna ventaja de su área o función, para así lograr que la compañía pueda avanzar en su propósito y resultados. Construir algo nuevo para el “sistema mayor” al que se pertenece, es preciso deconstruir algo en el “subsistema” que el rol representa. Entenderlo es liberador ya que minimiza la resistencia al cambio.

 

  • Los Líderes Transversales aumentan su desarrollo personal y su futura empleabilidad al impulsar su liderazgo colectivo, en lugar de limitarse a conocer bien el entorno seguro que se domina. Salirse del día a día del área, y estar abiertos a la realidad de otras funciones, hace que los líderes aumenten sus habilidades de liderazgo al aumentar su visión integral, a la vez que conlleva una forma de trabajar más enriquecedora y satisfactoria en cuanto a las tareas y a las relaciones.

 

Los líderes transversales no necesitan defender su silla porque su campo de juego es toda la organización.

 

 

 

Enric Arola

Enric Arola

 

 

 

👉 Contacta con nosotros si deseas impulsar el liderazgo transversal de tu equipo.